Inicio > Opinion, Series y Peliculas, Warhammer 40K > Ultramarines the Movie, o como reventar un excelente transfondo.. (III)

Ultramarines the Movie, o como reventar un excelente transfondo.. (III)

Viernes, 11 de noviembre de 2011 Dejar un comentario Ir a comentarios

Tras unas semanas de retraso, vamos a seguir con la tarea en marcha.

En el post anterior comentábamos las inconsistencias en lo que a la formación de la Escuadra Ultima se refiere y aunque inicialmente el siguiente tema iba a ser la actitud y comportamiento de los Astartes de la Escuadra Ultima, hoy hablaré de los errores en cuanto a la equipación vista en la película, donde solo he podido encontrar discrepancias en la Servoarmadura de los Astartes.

Según el trasfondo del universo de WH40K, los capítulos de los Adeptus Astartes son equipados con el mejor equipamiento que el Imperio del Hombre puede fabricar, ya que son ellos los “paladines” de la humanidad, los mejores guerreros. En cuanto a lo que protección personal se refiere, esto hace que la mayoría de los Marines Espaciales vayan equipados con la Servoarmadura Mark 7, conocida como “Aquila Armour”.

Las Servoarmaduras son trajes completamente cerrados, compuestas de placas de ceramita de gran espesor. Esto normalmente haría que la armadura fuese pesada e incómoda de llevar, pero gracias a que están equipadas con haces de fibras electromusculares que reproducen los movimientos y aumentan la fuerza del usuario. Estas armaduras están completamente selladas, aislando al usuario del ambiente exterior. También incluyen infinidad de sistemas auxiliares, como comunicadores, sentidos automáticos, filtros de aire, altavoces, y muchos más.

A diferencia de otros portadores de este tipo de armaduras (como algunos inquisidores y las Adeptus Sororitas), los marines llevan implantado el denominado “Caparazón Negro”, un interfaz sub-dermico que permite al Marine Espacial integrarse totalmente con su armadura, portándola y sintiéndola como una segunda piel, así como permitir la utilización de sistemas de armamento especial y los sistemas de monitorización del estado vital del Marine entre otros. La mochila-generador contiene la principal fuente de energía, que alimenta todos los dispositivos de la Armadura.

Estas armaduras proporcionan una protección casi impenetrable, capaz de proteger a su portador de prácticamente todas las armas anti-infantería. En el juego de mesa, esta armadura proporciona un 3+ de protección, es decir, que protege del 66% de los impactos capaces de herir a su portador, y sin embargo, en la película se ve como los miembros de la Escuadra Ultima caen bajo los primeros impactos, sin que sus armaduras soporten apenas daño alguno. En varios momentos de la película podemos ver como un disparo mata a un Astartes (Leal o del Caos) atravesando limpiamente su armadura, y en otros tantos como un tajo de un arma sierra cercena miembros protegidos por armaduras sin esfuerzo. Dejando de lado la increíble fortaleza y resistencia de los Astartes, esto es algo que contradice completamente todo el trasfondo del universo WH40K.

Otro aspecto que no se ha tenido en cuenta en la película, es que a pesar de gracias la fuerza sobrehumana de los Astartes y los propios sistemas potenciadores de la armadura, estos porten las Servoarmaduras como si no llevasen nada, cuando en realidad dichas armaduras tienen un considerable peso, con todas las limitaciones que ello conlleva. Sin embargo, en la película se ve a los marines colgados de estrechos salientes, escalando precipicios y realizando algunas maniobras en las que su peso claramente se lo impediría. Si bien este es un fallo menor, no hay que dejarlo por obviado!

Aun con toda esta parrafada sobre la armadura que he escrito, todo usuario puede desprenderse de su armadura, tarea indispensable para su mantenimiento o cuando en necesario curar a su portador. Sin embargo, en la película se ve como cuando vuelven a la nave, varios marines reciben tratamiento médico sin quitarse nada más que su casco. La verdad es que choca bastante. Creo que con esto terminamos con la armadura.

Otra cosa que se aprecia, y que también pasa con muchisisisisimas otras películas, es que las armas de fuego parecen tener infinitas balas, o al menos cargadores de 1000 proyectiles o más. Sin más.

Tras esta entrada, ya solo me queda comentar el comportamiento y actitudes vistas en la película… que creo que es bastante más peliagudo.

Hasta la próxima.

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.