Archivo

Archivo para la categoría ‘Warhammer 40K’

Ultramarines the Movie, o como reventar un excelente transfondo.. (III)

Viernes, 11 de noviembre de 2011 Sin comentarios

Tras unas semanas de retraso, vamos a seguir con la tarea en marcha.

En el post anterior comentábamos las inconsistencias en lo que a la formación de la Escuadra Ultima se refiere y aunque inicialmente el siguiente tema iba a ser la actitud y comportamiento de los Astartes de la Escuadra Ultima, hoy hablaré de los errores en cuanto a la equipación vista en la película, donde solo he podido encontrar discrepancias en la Servoarmadura de los Astartes.

Según el trasfondo del universo de WH40K, los capítulos de los Adeptus Astartes son equipados con el mejor equipamiento que el Imperio del Hombre puede fabricar, ya que son ellos los “paladines” de la humanidad, los mejores guerreros. En cuanto a lo que protección personal se refiere, esto hace que la mayoría de los Marines Espaciales vayan equipados con la Servoarmadura Mark 7, conocida como “Aquila Armour”.

Las Servoarmaduras son trajes completamente cerrados, compuestas de placas de ceramita de gran espesor. Esto normalmente haría que la armadura fuese pesada e incómoda de llevar, pero gracias a que están equipadas con haces de fibras electromusculares que reproducen los movimientos y aumentan la fuerza del usuario. Estas armaduras están completamente selladas, aislando al usuario del ambiente exterior. También incluyen infinidad de sistemas auxiliares, como comunicadores, sentidos automáticos, filtros de aire, altavoces, y muchos más.

A diferencia de otros portadores de este tipo de armaduras (como algunos inquisidores y las Adeptus Sororitas), los marines llevan implantado el denominado “Caparazón Negro”, un interfaz sub-dermico que permite al Marine Espacial integrarse totalmente con su armadura, portándola y sintiéndola como una segunda piel, así como permitir la utilización de sistemas de armamento especial y los sistemas de monitorización del estado vital del Marine entre otros. La mochila-generador contiene la principal fuente de energía, que alimenta todos los dispositivos de la Armadura.

Estas armaduras proporcionan una protección casi impenetrable, capaz de proteger a su portador de prácticamente todas las armas anti-infantería. En el juego de mesa, esta armadura proporciona un 3+ de protección, es decir, que protege del 66% de los impactos capaces de herir a su portador, y sin embargo, en la película se ve como los miembros de la Escuadra Ultima caen bajo los primeros impactos, sin que sus armaduras soporten apenas daño alguno. En varios momentos de la película podemos ver como un disparo mata a un Astartes (Leal o del Caos) atravesando limpiamente su armadura, y en otros tantos como un tajo de un arma sierra cercena miembros protegidos por armaduras sin esfuerzo. Dejando de lado la increíble fortaleza y resistencia de los Astartes, esto es algo que contradice completamente todo el trasfondo del universo WH40K.

Otro aspecto que no se ha tenido en cuenta en la película, es que a pesar de gracias la fuerza sobrehumana de los Astartes y los propios sistemas potenciadores de la armadura, estos porten las Servoarmaduras como si no llevasen nada, cuando en realidad dichas armaduras tienen un considerable peso, con todas las limitaciones que ello conlleva. Sin embargo, en la película se ve a los marines colgados de estrechos salientes, escalando precipicios y realizando algunas maniobras en las que su peso claramente se lo impediría. Si bien este es un fallo menor, no hay que dejarlo por obviado!

Aun con toda esta parrafada sobre la armadura que he escrito, todo usuario puede desprenderse de su armadura, tarea indispensable para su mantenimiento o cuando en necesario curar a su portador. Sin embargo, en la película se ve como cuando vuelven a la nave, varios marines reciben tratamiento médico sin quitarse nada más que su casco. La verdad es que choca bastante. Creo que con esto terminamos con la armadura.

Otra cosa que se aprecia, y que también pasa con muchisisisisimas otras películas, es que las armas de fuego parecen tener infinitas balas, o al menos cargadores de 1000 proyectiles o más. Sin más.

Tras esta entrada, ya solo me queda comentar el comportamiento y actitudes vistas en la película… que creo que es bastante más peliagudo.

Hasta la próxima.

Ultramarines the Movie, o como reventar un excelente transfondo.. (II)

Miércoles, 5 de octubre de 2011 Sin comentarios

Siguiendo el post anterior, ya en el comienzo de la película aparecen los primeros detalles que para alguien que conoce el trasfondo de Warhammer 40000 no pasan desapercibidos. Los protagonistas son una escuadra, de sobrenombre Ultima, de Ultramarines de la 2ª Compañía de Capítulo, al mando del Capitán Severus con 11 Astartes bajo sus órdenes, a saber:

  • Hermano Proteus – Hermano de Batalla recién ascendido.
  • Hermano Verenor – Hermano de Batalla recién ascendido.
  • Hermano Remulus – Hermano de Batalla recién ascendido.
  • Hermano Hypax – Hermano de Batalla recién ascendido.
  • Hermano Maxillius – Hermano de Batalla recién ascendido.
  • Hermano Decius – Hermano de Batalla recién ascendido.
  • Hermano Junor – Hermano de Batalla recién ascendido y especialista del lanzallamas.
  • Hermano Lycos – Hermano de Batalla recién ascendido y piloto de landspeeder de la escuadra.
  • Sargento Crastor – Hermano de Batalla recién ascendido y Sargento de la Escuadra Ultima.
  • Hermano Boreas – Hermano de Batalla recién ascendido y portaestandarte de la escuadra.
  • Apotecario Pythol – Apotecario Veterano de la 2ª compañía.

Bien, aquí ya hay para un post entero.

Antes de nada, a partir de ahora (y puede que en post anterior también se viese), me veréis hacer referencia al Codex Astartes. Este Codex dicta todas las normas, tácticas y organización a seguir por los capítulos de Marines Espaciales. Fue escrito por Roboute Guilliman después de la Herejía de Horus. ¿Por qué es tan importante en este caso? Porque Guilliman fue el Primarca de los Ultramarines, su líder original y modelo genético. Cualquier otro capítulo puede (y de hecho lo hacen) obviar alguna parte del Codex Astartes, pero no los Ultramarines, estos tienen estas normas inscritas en su propio ser. Claro que hay “ovejas negras” que a veces se saltan alguna norma… pero rápidamente son sancionados por los líderes del capítulo. Debida a esta intrínseca adhesión al codex, hay muchos puntos de esta escuadra que chocan.

En primer lugar, que el capitán de una compañía de batalla de los ultramarines lidere una escuadra no es del todo imposible. Extraño sí, pero se han dado casos. Sí que puede resultar extraño el número de miembros de la escuadra… 12. No suele ser normal. El Codex Astartes establece que las escuadras tendrán un tamaño de 10 hombres excepto en la 10ª Compañía… pero en misiones especiales puede darse el caso de variar este número.

Según el Codex Astartes, cualquier neófito admitido en el seno de un capitulo de Adeptus Astartes, tras pasar innumerables pruebas, cribas y modificaciones genéticas, se une inicialmente a la 10ª Compañía de Exploradores, donde sirven durante un tiempo indeterminado. Tras este periodo, son ascendidos a Hermanos de Batalla, se les hace entrega de su servoarmadura, de sus armas correspondientes, y se les asigna a una de las compañías 6ª, 7ª 8ª y 9ª, que son las compañías de reserva del capítulo, que tienen como objetivo el entrenamiento y apoyo de las compañías de “batalla” 2ª, 3ª, 4ª y 5ª. El diagrama de organización de un capítulo del Adeptus Astartes lo podréis ver en la imagen adyacente. Por esto, que 9 Hermanos de Batalla “recién ascendidos” formen parte de la 2ª compañía de los Ultramarines… pues mosquea, pero si aceptamos esta licencia… seguimos…

Es posible (pero poco probable) que a un Hermano de Batalla recién ascendido se le entregue un arma de especialista como al Hermano Junor (lanzallamas)… pero también podemos aceptar esta licencia…

Contradice también el codex astartes poner de piloto de un Landspeeder a otro “recién ascendido”, mayormente porque se necesita mucho tiempo de entrenamiento para tal puesto. En la película observamos como dos Hermanos de Batalla “sin estrenar” forman la tripulación del landspeeder que acompaña a la escuadra. Esto ya mosquea.

El Sargento. Esto ya es de risa. Un recién ascendido ocupando el cargo de Sargento de los Adeptus Astartes. Según el Codex Astartes… “un sargento es un veterano de cientos de campos de batalla, forjado en el fuego de la guerra, capaz de liderar a sus hombres con una calma helada a través de los escenarios más peligrosos y salir victorioso de ellos.” Aquí se nos presenta a un “novato” como sargento. Lo cual es completamente contrario a lo que dicta el Codex Astartes.

Pero aun me sorprende mas ver a un Hermano de Batalla recién ascendido portando el Estandarte de la compañía. El estandarte de cada compañía es uno de los objetos más preciados de un capitulo de Marines Espaciales. Siempre, y repito SIEMPRE es otorgado en custodia al miembro más veterano de la compañía, al que se denomina “anciano” como muestra de respeto, siendo siempre un Hermano con cientos de años de experiencia, que casi siempre ocupa un puesto en la escuadra de mando de la compañía. Cosa que en la película no sucede. Y yo ya no sé cómo definir esto…

Por el contrario, el único normal es el apotecario. Un miembro veterano de la compañía designado para acompañar a la escuadra, aunque como veremos en el siguiente post, la actuación de este, junto a la de los demás miembros de la escuadra, tiene también cosas que reseñar.

Esto es todo por ahora, en el siguiente post, hablaré sobre el comportamiento de los miembros de la escuadra, que también tiene tela.

Un saludo.

Ultramarines the Movie, o como reventar un excelente transfondo.. (I)

Viernes, 23 de septiembre de 2011 Sin comentarios

Hoy voy a sacar una de mis venas mas “frikis”, la vena que me hizo hace 15 años introducirme en el mundo de Warhammer 40K. Desde entonces he poseído diferentes ejércitos de miniaturas, empecé creando un Capítulo Marines Espaciales de los Angeles Sangrientos, que creció hasta los 4000 puntos y mas de 200 miniaturas, tanques y demás parafernalia aparte… por lo que lo vendí. Luego proseguí con una Cábala de Eldars Oscuros del Corazón Negro, que hice crecer bastante… hasta que lo vendí de nuevo. Finalmente, el ejército que tengo ahora, y que ya no uso, es un grupo de Asalto de los Cazadores de Demonios del Ordo Malleus.

Aparte de mi afición por las miniaturas, soy un autentico “yonki” del trasfondo del mundo de WH40K, hasta el punto que tengo y he leído casi todas las novelas publicadas por The Black Library y editadas en España por Timun Mas/Scyla, con especial interés en las relacionadas con el Impreio del Hombre y La Herejía de Horus. También me suelo entretener bastante leyendo artículos y relatos en foros y páginas diversos, como el WH40K Lexicanum, o La Colmena, donde he conseguido aumentar mi conocimiento sobre este universo ficticio hasta un nivel bastante aceptable. Por eso cuando ví anunciado que se iba a estrenar una película de animación de los Ultramarines, uno de los capítulos de Marines Espaciales de mas renombre, me puse como loco a intentar encontrar dicha película. Que ilusión mas grande me hice… y que balde de agua fría mas escandaloso me dí cuando vi esa película. Pero como comentar cada uno de los aspectos de esta película que me han dejado “helado” me voy a tirar un largo rato escribiendo, prefiero dividirlo en varios artículos.

Se trata de una película de 70 minutos dirigida por Martun Pick, basada en un comic previamente publicado por Black Library escrito por Dan Abnett.

Gráficamente es bastante aceptable, animación por ordenador CGI muy conseguida a cargo de Codex Pictures, con la colaboración de Games Workshop. El aspecto general conseguido de todos los objetos que se ven en la película es bastante normalito, hay quien dice que toda la película aparece “medio-enterrada” en al arena para facilitar el disimulo de los detalles mas exactos de los objetos, y que los marines aparecen ser demasiado altos y delgados. Para las caras de los personajes se utilizó la tecnica de captura de animación facial Image Metrics, que ya se habia utilizado antes para videojuegos como el GTA4, Assasin’s Creed II y el NBA 2010, y tambien en la pelicula Harry Potter y la Orden del Fenix, donde los resultados son bastante logrados.

En cuanto al guión de la película, se encuentra por supuesto Dan Abnett, uno de los mejores autores de The Black Library, con decenas de libros a sus espaldas entre ellas toda la serie de “Los Fantasmas de Gaunt”, la trilogía del Inquisidor Eisenhorn, la trilogía del Inquisidor Ravenor (pupilo del anterior) y varios libros de la Herejía de Horus. Dan es sin duda uno de los autores que mas me han gustado, todos sus libros son muy precisos en los detalles entre ellos, ninguna descripción contradice la dada en otro libro suyo. ¿cómo entonces se ha podido escribir un guión como éste? ¿cómo ha podido contemplar el resultado de las acciones, personajes y características como las que aparecen en la película? Desde luego, lo mostrado contradice de plano todo lo descrito por Dan en sus antiguas novelas… solo espero que las siguientes que escriba sigan la senda de las antiguas.. y esta historia quede como una mera anecdota.

Hoy me quedo aqui, intentare ir escribiendo estos articulos en los siguientes dias, y publicandolos en cuanto pueda.

Un saludo.